domingo, 9 de diciembre de 2012

CAYO MANNY PACQUIAO ANTE MEXICANO MARQUEZ


Dinamita pura en la derecha de Juan Manuel Márquez (55-6-1, 40KO). Una derecha que explotó en plena quijada de Manny Pacquiao (54-5-3, 38KO) en el sexto asalto. El tagalo se desmoronó. Cayó fulminado sobre la lona del MGM Grand. Adiós a la sombra de Pacquiao. Se terminó el llamado “matamexicanos”. Pacquiao fue noqueado y Márquez termina con su peor pesadilla. Como un grande, como Campeón de la década por la Organización Mundial de Boxeo.
 
En el sexto round, a los 2’59 minutos, Márquez conectó el rostro de Pacquiao que se quedó varios minutos inconsciente. El mexicano se alzó a la esquina a festejar y agradecer a los suyos. Miles de mexicanos que nunca dejaron de apoyarlo y creer en el. La cuarta fue la vencida.
 
El prime gancho vino desde el corazón de miles de mexicanos presentes. Aquellos que no dejaron de abuchear a Manny Pacquiao cuando asomó su primer pie sobre el escenario del MGM Grand. Su casa de muchas batallas le daba la espalda debido a la ola de mexicanos que llegaron hasta Las Vegas.
 
Manny Pacquiao siguió sus costumbres. Se hincó en su esquina para rezar. Saludó a su público, pero nada de lo ue hizo cambió la situación. El ring ya era una extensión de la nación pese a estar del otro lado del Río Bravo.
 
Ting Ting… Inició la batalla. Una calca exacta de la batalla de hace un año, cuando Márquez se fueal contragolpe y Manny apostó todo a su poderosa zurda. “Márquez, Márquez, rómpele su ma…”, alentaron los mexicanos. Pero ese recto de izquierda de Manny ya había dejado los primeros tallones en el rostro del capitalino.
 
Para el segundo round, Manny conectó en tres ocasiones ese golpe que tanto temía Nacho Beristain. Golpes de fiereza que siguieron minando el rostro del mexicano. Pero, fieles, los mexicanos continuaron con toda clase de exclamaciones para alentar a su héroe, quien no los defraudó.
 
Tremendo volado de derecha de Márquez en el tercer episodio mandó al filipino a la lona. Un volado que conectó ala barbilla y dejó viendo estrellas al tagalo. “Sí se puede, Sí se puede”, alentando. Y el “otro, otro”, para el inicio del siguiente round. Un rostro de preocupación apareció en el semblante de Freddie Roach

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada